Buscar en este blog

miércoles, 10 de julio de 2013

Insumos teórico-prácticos para conocer e intervenir en la temática del uso de drogas. Módulo de profundización I

La actividad correspondiente al Módulo de profundización I (realizado en octubre 2012), consistió en la realización de un breve informe bajo las siguientes consignas:

En base al antecedente del proyecto de Ley enviado semanas atrás desde el Poder Ejecutivo al Parlamento Nacional, a la lectura del libro de Transform y al análisis de los casos prácticos presentados en esta clase,

1. Evaluar, brevemente, cuál modelo o combinación de modelos podrían ser más eficaces para la regulación del mercado de la marihuana en Uruguay y por qué?

2. Esbozar cuales deberían ser las dimensiones de regulaciones y controles más importantes a tener en cuenta para construir un “modelo uruguayo”. Fundamentar


De los cinco modelos básicos presentados en el texto de Rolles (prescripción, venta libre, venta a través de farmacias, venta con licencia y establecimientos con licencia) estimo que de la combinación de los dos últimos, sin excluir la posibilidad de abarcar la venta en farmacias, se podría generar un modelo integral de mayor eficacia en nuestro país, siempre teniendo en cuenta que “lo que determina la eficacia de los resultados es el régimen de control” (Rolles, 2012:xv) a lo que agregaría las buenas prácticas en educación y prevención, que han demostrado ser en extremo efectivas en el caso del consumo de tabaco, dónde las restricciones impuestas a la publicidad del producto, sumadas a las diversas instancias educativas desde edades tempranas, se hacen evidentes en el descenso del consumo advertido en las recientes encuestas (Suárez 2012), coincidiendo con lo expresado por la Junta Nacional de Drogas que “asume la política en drogas como un continuo, desde un enfoque plástico y singular, que va desde la promoción de hábitos y valores saludables, prevención, reducción de daños, tratamiento y rehabilitación, reinserción social, control de la oferta de drogas y prevención y control del lavado de activos[1].

Una conjunción de ambos modelos, bajo el supuesto ideal de un mercado de marihuana no comercial, permitirá una comercialización responsable donde no tenga sentido tratar de incentivar el consumo o captar nuevos adeptos, asimismo, los controles sobre la calidad y potencia del producto permitirán disponer de una sustancia significativamente menos tóxica (por la ausencia de adulterantes). Un ejemplo de esto son los clubes cannabicos españoles, al decir de Martin Barriuso “nos decantamos claramente por este tipo de fórmulas democráticas y no lucrativas, donde se busca un equilibrio entre los intereses y derechos de personas productoras y usuarias, en vez de otras modalidades donde lo que prima es el interés económico de una minoría dedicada a la distribución de lo que otros producen y en general poco preocupada por las consecuencias de lo que vende”[2]; al contrario de lo que sucede con las drogas legales, “alcohol, tabaco y cafeína, se rigen mediante un mercado dominado por grandes empresas mercantiles y circuitos comerciales con precios bajos para los productores y predominio abusivo de los intermediarios, donde la búsqueda incesante de beneficios ha llevado a prácticas de ocultación e incluso incremento de riesgos (como los aditivos cancerígenos de muchas marcas de cigarrillos), y con las personas usuarias reducidas a un papel pasivo donde la única decisión posible consiste en comprar o no comprar” (Barriuso, 2011:6).

Para lograr un modelo eficaz del mercado de marihuana se deberán ejercer regulaciones sobre el producto, el vendedor, el punto de venta y el consumidor. Sobre la primera dimensión, los posibles controles a ejercer recaen sobre la potencia, calidad (tipo de variedad, transgénesis, agroquímicos relacionados, etc.) y la forma de presentación del producto (cigarros, alimentos, producto “puro”, etc.); se deberán controlar los precios para “desalentar la producción y venta ilícitas” (Rolles, 2012:135), así como las formas de envasado del producto (sello de seguridad, etiquetado, advertencias como en los paquetes de tabaco, etc.). Los controles sobre quien vende el producto devendrían de la capacitación que obtengan por parte del Estado (o actores sociales idóneos) para dosificar, promover el consumo responsable, brindar información pertinente, e identificar estados de intoxicación. Para controlar los puntos de venta, se deberán tener en cuenta los contextos topográficos (ubicación dentro de la totalidad urbanística) limitando la cercanía a locales educativos y la utilización de imágenes relacionadas al cannabis, deberán estar limitados “sólo a la venta/consumo de cannabis” (Rolles, 2012:137). Por último, los controles a ejercer sobre los consumidores, en primer lugar deben tener en cuenta la edad y nacionalidad del usuario (evidenciadas en la cédula de identidad), zonificaciones para el uso de la sustancia (asimilables a las vigentes para el tabaco), estimular formas alternativas de consumo menos nocivas.

A pesar de la perspectiva expuesta (sustentada en la posibilidad de implementar un modelo ideal), es “crucial reconocer que la regulación legal de las drogas no eliminará el consumo problemático o dependiente de estas sustancias. La prohibición no puede producir un mundo libre de drogas, y los modelos regulatorios no pueden producir un mundo libre de daños producidos por estas sustancias. Algunas personas continuarán siendo afectadas negativamente por su consumo de drogas, o como resultado del consumo que otras personas hagan de estas sustancias. Las muy publicitadas tragedias relacionadas a las drogas seguirán ocupando los titulares de los noticieros. La regulación legal no es una bala de plata ni la panacea para el “problema de las drogas”, como quiera ésta sea concebida.” (Rolles, 2012:11)



Lista de referencias

Barriuso, Martin. (2011). Los Clubes Sociales de Cannabis en España. Una alternativa normalizadora en marcha. Federación de Asociaciones Cannábicas. Disponible en: http://druglawreform.info/images/stories/documents/dlr9s.pdf

Rolles, Stephen (2012). Después de la Guerra contra las Drogas: Una Propuesta para
la Regulación. Fundación Transform Drug Policy. Disponible en www.tdpf.org.uk.

Suárez, Héctor. (Coord.). (2012). Quinta Encuesta Nacional en Hogares sobre Consumo de Drogas. Informe de Investigación. Montevideo. JND.

Documentos on-line

Regulación controlada del mercado de marihuana. Una alternativa al control penal y a la criminalización de los usuarios. Recuperado 14 de octubre 2012. Disponible en: http://www.infodrogas.gub.uy/index.php?option=com_content&view=article&id=388&catid=35&Itemid=80



Barriuso, Martin. (2012). Entre la autogestión y la mercantilización. Los Clubes Sociales de Cannabis en la encrucijada. Recuperado 13 de octubre 2012. Disponible en: druglawreform.info/es/weblog/item/3716-entre-la-autogestion-y-la-mercantilizacion

Entradas relacionadas